Costasur

Tú buscas, Costasur encuentra | Apartamentos de alquiler | Billetes de autobús | Tren | Ferry…

Costasur - Tú buscas, Costasur encuentra | Apartamentos de alquiler | Billetes de autobús | Tren | Ferry…

Cámara de fotos: ¿amiga o enemiga de tus viajes?

Las imágenes están por todas partes: en nuestros móviles, en nuestro ipad, en nuestro ipod, etc. Es como si viviéramos para dar una imagen de éxito, para contar dónde estamos en cada momento, para entregar una fotografía al mundo.

Si esto está bien o mal, sobra. La pregunta no es si es bueno o malo sino qué nos aporta esto cuando vamos a hacer un viaje. Lo primero que debemos preguntarnos es ¿cuál es el sentido del viaje?

 

 

El Sentido del viaje

 

Desconectar, divertirte, aprender, mezclarte, interactuar, descansar, conocer… Éstas son tan solo algunas palabras de lo que un viaje significa. Podemos, ¡pues claro! viajar por viajar pero, entonces, no tendrá mucho sentido.

 

Todas estas acciones hacen que un viaje no sea solo un movimiento físico. Podemos interactuar, descansar, aprender… sin movernos de casa. El viaje es una apertura, no una imagen que hay que dar.

¿Cómo gestionar bien nuestras “ansias de imágenes”?

Si quieres disfrutar y disfrutar de verdad, más vale que te quites el mono de la imagen. ¿De verdad vas a imprimir 895 fotos? ¿De verdad todas merecen la pena? ¿De verdad eres incapaz de vivir el instante y retenerlo en tu memoria? ¿De qué sirve viajar si nunca estás en el sitio donde estás? Aquí algunos trucos para quienes quieran tener una cámara como aliada de su viaje y no como su principal enemiga:

1. Tu equipo de fotos es la mitad de tu equipaje. ¡ERROR!

A no ser que seas profesional de la fotografía y vayas a hacer un super reportaje, ¡¿dónde vas con tanta cosa?! Cuanto menos equipaje, mejor. Lo mínimo para vivir la experiencia sin demasiado a la espalda. Aprender a soltar, no a acumular… Lleva la mochila vacía y vuelve con el corazón lleno de experiencias, no de imágenes. Mucho más valioso lo primero.

Foto Bruno Sanchez Andrade Nuño | Vía Flickr

2. Fotografía solo lo que merezca la pena imprimir 

Eso nos dirá el verdadero valor de la foto. Antes de estar con la cámara en la mano a cada instante piensa ¿realmente voy a imprimir esta imagen? No porque hoy las imágenes tenga como destino la impresión, sino porque realmente -y a futuro- te gustará mirar fotos que realmente merezcan la pena, no miles de instantáneas del mismo lugar.

3. Utiliza tu cámara para mezclarte e interactuar con la gente

¡Es tu mejor herramienta para hacerlo! Pararte frente alguien que te llame la atención, preguntarle sobre su vida, su trabajo y pedirle luego si puede hacerle una foto. Cada foto te recordará una charla, un encuentro… ¿no se trata de eso?

Foto de Pedro Ribeiro Simões | Vía Flickr

4. Toma notas de tus fotos ¿por qué perdemos las buenas costumbres?

Qué mejor que un diario de viaje donde registres sensaciones, sentimientos, nombres… Tras la gran foto-charla con alguien desconocid@, tómate tu tiempo para escribir una nota. Explora tus sensaciones, escribe el nombre de la persona que se ha cruzado en tu camino. ¡Perdón! Que has decidido que se cruce en tu camino. Toma su mail para luego mandarle su foto: dar y recibir es el mejor movimiento.

5. No hacer una buena selección

Y ya estamos hablando del momento post-foto, cuando vas a seleccionar qué fotos enseñar a tu gente. Aquí estamos hablando de un problema más grave: la gente puede dejarte de hablar si le mantienes toda una tarde mirando secuencias de fotos de leones que dan un paso y luego otro y luego otro… ¡Menuda tortura! Quédate con las mejores fotos que, si has sido inteligente en tu viaje, serán -sin duda- las imágenes de las mayores experiencias y aprendizajes.

Sin, con todo, pasas de nuestros consejos y vas a potenciar el selfie… te recomendamos esta herramienta:

Quizás llegues muy bien a facebook pero no tendrás tantos amig@s como crees…

 

 

 

Categoría: Consejos de viajes

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*